San Antolín, Andra Mari y el pellejo de vino

  PET, GEP

Es tradición conocida en Plentzia que las fiestas locales en honor a San Antolín comiencen con una visita a la ermita de Andra Mari de Agirre, próxima al casco de la villa, pero en término de la vecina anteiglesia de Gorliz.

Según recoge José María Hormaza en documentación municipal, al menos desde el siglo XVIII, la víspera de San Antolín se subía en procesión a Andra Mari y se cantaba una salve 'en la capilla del santo'. Al parecer esta procesión presidida por la imagen de San Antolín perduró hasta la década de 1940.

En la actualidad, tras el txupinazo que da comienzo a los festejos, sigue manteniéndose la costumbre del paseo hasta la ermita de Andra Mari, pero en lugar de la imagen del santo, es el personaje denominado Antolintxu quien preside la procesión.

Como indica la investigadora Gurutzi Arregi, partiendo del Astillero, la comitiva se traslada hasta la ermita de Andra Mari acompañando a un muñeco al que llaman Antolintxu, además de portar un pellejo de vino que se reparte entre los asistentes.

De un tiempo a esta parte, además de Antolintxu, también acompaña la procesión el personaje femenino Madalentxu, representando el papel de pareja baserritarra llegada de Isuskitza por la ría.

Aunque los datos históricos no se corresponden exactamente con las explicaciones populares, estas sitúan el origen de la costumbre en una partida de mus entre los de Gorliz y los de Plentzia, en la cual se jugaron a modo de apuesta un pellejo de vino de Gorliz contra unos terrenos en jurisdicción de Plentzia, precisamente aquellos en los que se levanta la ermita de Andra Mari.

Fueron los jugadores de Gorliz quienes garanon la partida de modo que, para su desgracia, los de Plentzia no solo perdieron los terrenos de la ermita, sino que se quedaron sin la imagen del patrón San Antolín, que se encontraba en dicha ermita.

Con el fin de no verse obligados a cambiar de patrón y de festejos, los de Plentzia solicitaron a sus vecinos de Gorliz que les permitiesen cada año trasladar la imagen de San Antolin a la villa de Plentzia, aunque solo fuera durante los días de las fiestas patronales.

A cambio de ese favor, los de Plentzia adquirían el compromiso de entregar un pellejo de vino a los de Gorliz al inicio de las fiestas de San Antolín.

Según precisa Gurutzi Arregi, uno de los mojones divisorios de Plentzia y Gorliz debía de ubicarse en Uruburu, junto a la ermita del Cristo, siendo en ese lugar donde se hacía la transferencia del santo por parte de los de Gorliz a los de Plentzia.

También indica que 'tradicionalmente se dice que fue un alcalde de Gorliz el que antaño donó la imagen de San Antolín a los de Plentzia a cambio de un pellejo de vino'.

Según testimonio directo de Gonzalo Duo, basado en explicaciones oídas en su niñez a su abuelo Aniceto de Duo, cuando todavía no había paseos ni plaza del Astillero, la romería de tarde y noche en honor de San Antolín se celebraba en las proximidades de Gamíniz, pequeña demarcación que seguía perteneciendo a Gorliz, por haber sido propiedad del señor de Bizkaia.

Con el fin de animar la fiesta, se había instalado cerca de allí un ventero gorliztarra que, para furia de los taberneros de la villa, vendía el vino más barato que en las tascas de Plentzia.

En ciertas fiestas, los plentziarras llegaron a agotar las existencias de vino de la villa, pero no sus ganas de continuar la juerga. Estudiada la cuestión, pidieron cierta cantidad de pellejos de vino al ventero de Gorliz, que los trasladó rápidamente a la venta de Gamíniz, tras abonar las tasas correspondientes. Pero una vez llegado el vino a Gamíniz, los mozos y mozas no consiguieron reunir dinero suficiente para pagar el pedido.

Ante tal situación, alguien tuvo la feliz e infernal idea de vender la talla de San Antolín a los de Gorliz, a cambio del dinero necesario para pagar los nuevos pellejos de vino. Asunto 'solucionado': por la mañana nadie recordaría nada, pero la talla del santo ya estaba en Gorliz.

El propio Gonzalo Duo indica que la talla de San Antolín bien pudiera haber estado en la ermita del Cristo, razón por la que era accesible, dado que la parroquia estaba cerrada a cal y canto. Ciertamente, sería posible que la imagen se trasladase de la parroquia de la Magdalena a la ermita del Cristo, pues la zona de las escaleras del Cristo constituía entonces el barrio de pescadores, a quienes podría estar dedicado inicialmente el traslado del santo patrón y su festejo.

Según Duo, la talla de San Antolín se hallaba en la sacristía de la ermita de Andra Mari y se trataba, según cree recordar, de una imagen de menos de medio metro, ataviada como diácono, con ropilla romana y una palmita en la mano, seguramente obra del s. XVIII. 'Estaba tan fresco, como si no le importara nada... Total: Plentzia y Gorliz, son pueblos hermanos, se lleven como se lleven'.

En la actualidad, la talla de San Antolín se custodia en la parroquia de la Magdalena y se encuentra en proceso de restauración.

Valoración

(Puntuación media: - Votos enviados: )

Comentarios

iñaki
2017-08-30 17:23:35

Ermita de Nuestra Sra de de Aguirre y San Antolin, este santo ya contaba con su altar en dicha ermita en 1763, celebrandose en esa epoca una feria de ganado en las campas de AndraMari, habiendo llegado hasta nuestros dias sustituyendo a la feria de la Candelaria de Plencia.

ZOT
2017-08-31 08:57:12

Lo leo y releo y no consigo entender que se hace con el santo y el pellejo. Yo siempre he pensado que se iba a Andra Mari a recoger el santo a cambio del pellejo y se repartía vino (cuando era joven del pellejo, luego vino bocatas y coca colas y posteriormente ya empezaron con Antolintxu, Madalentxu etc..). En cuanto al origen, por el orden en el que lo escribís y la extensión que le dedicaís, os decantáis por el tema de la partida de mus, que en mi opinión deja en mal lugar a los de Gorliz y peor a los de Plentzia. La primera referencia conocida al juego de mus es de 1756, así que las fechas al menos, os cuadran.

IÑAKI
2017-08-31 14:08:18

Lo de la partida de mus no lo habia oido hasta estos ultimos años, lo del pellejo de vino a cambio de la cesion del santo desde niño. De hecho hace años todavia se bajaba la imagen del santo a Plencia(principio de los 70), actualmente parece que ya esta en la iglesia de Plencia. Tiene su logica ya que tanto la feria de ganado que se celebraba en las campas de Andramari como la romeria que se debia de celebrar en Gaminiz pertenecian a la jurisdiccion de Gorliz (Andramari aun, Gaminiz hasta 1925). Posteriormente se bajo la feria de ganado a la plaza de la iglesia. Por esto cuadra mas la leyenda de la cesion del santo (fiesta de San Antolin) a cambio del pellejo de vino ,esta siempre ha sido y sera la leyenda para los gorliztarras. Un mojon divisorio entre Gorliz y Plencia se situaba nada mas pasar la ermita del cristo, otro nada mas pasar Bentabarri (al lado de Goñiportal)

IÑAKI
2017-08-31 15:31:36

La pequeña "demarcacion" que menciona el Sr. Duo comprendian Gaminiz y Andramari Axpe

Escribe un comentario
Enviar
Cancelar
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies. OK
Puedes cambiar la configuración y encontrar más información aquí: Política de Cookies